miércoles, 19 de noviembre de 2014

Calvo Serraller abandona la presidencia de la Fundación Oteiza





Francisco Calvo Serraller deja la presidencia de la Fundación Oteiza por motivos personales Hasta que el Patronato de la Fundación nombre un nuevo presidente, la secretaria de la fundación y directora general de Cultura de Navarra, Ana Zabalegui, asumirá la presidencia en funciones.
El Patronato ha aceptado la dimisión de su presidente y le ha transmitido el reconocimiento por la labor desarrollada desde su nombramiento en marzo de 2012, en sesión celebrada hoy 28 de noviembre de 2013 en el Museo Oteiza, de Alzuza, en Navarra. Según  la nota difundida por la institución al término de la reunión, "deja el cargo por motivos personales".
El catedrático Francisco Calvo Serraller (Madrid, 1948), crítico de arte de EL PAÍS, historiador y ensayista es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde 2001. Fue Director del Museo del Prado durante cien días. Buena parte de sus trabajos se han centrado en la historia de la pintura española entre finales del siglo XIX y del XX.
Calvo Serraller ha sido presidente de la Fundación Oteiza desde marzo de 2012. Además, ha dirigido la Cátedra Jorge Oteiza, promovida por la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra desde 2008 . Otra de sus líneas de actividad destacada han sido los simposios internacionales de los que se han celebrado cuatro con los títulos Los lugares de la crítica (2009), ¿Qué es el arte contemporáneo hoy? (2010), ¿Qué hacer con los museos? (2011) y Juicio al arte contemporáneo(2012). Casi todas estas actividades han contado con su correspondiente publicación. Entre ellas sobresale la edición, por primera vez en castellano, de escritos, algunos de ellos inéditos, y entrevistas de Richard Serra.
La designación del presidente de la Fundación Oteiza exige mayoría absoluta de los miembros del patronato, que deberán abordar este nombramiento en una próxima reunión. El pleno del patronato, además del presidente, está integrado por el consejero de Cultura y la directora general de Cultura del Gobierno de Navarra, cuatro patronos que fueron designados nominalmente por el fundador, un representante del mundo cultural propuesto por el Consejo Navarro de Cultura, un representante del departamento de Economía y Hacienda designado por el Gobierno de Navarra, una persona de reconocido prestigio, elegida por el Patronato, y un representante de reconocido prestigio en el mundo cultural designado por el Gobierno de Navarra.