domingo, 28 de junio de 2015

Condenan al museo por uso indebido de material de Oteiza



 La Sección Vigésima Octava de la Audiencia Provincial de Madrid ha estimado, en parte, la demanda presentada por la representación de Pilar Oteiza San José (heredera fiduciaria) contra la Fundación Museo Jorge Oteiza, ya que considera que dicha entidad “ha incurrido en la infracción de los derechos de propiedad intelectual de Pilar Oteiza San José” por “haber reproducido y puesto a disposición del público a través del sitio web www.museooteiza.org, sin autorización, 8.795 libros, folletos, impresos, epistolarios, escritos, discusiones, alocuciones, conferencias y otros textos escritos”, además de varios libros. Esta sentencia surge tras el recurso de apelación que la heredera fiduciaria interpuso contra la sentencia dictada en octubre de 2012 por el Juzgado de lo Mercantil nº12 de Madrid y la revoca. Contra la actual sentencia, cabe la posibilidad de interponer un recurso extraordinario ante la Sala Primera del Tribunal Supremo.
En el fallo de la resolución, la Audiencia Provincial de Madrid condena a la Fundación Museo Jorge Oteiza a “cesar en la actividad de reproducción y puesta a disposición en Internet de tales obras, que solo podrá reanudar con previa autorización de la demandante”; a “retirar los ejemplares digitales de tales obras del sitio web”; a “destruir los elementos y soportes que tengan como específica finalidad el realizar la puesta a disposición de tales obras en Internet”; a “indemnizar a la actora en la cuantía que resulte multiplicar el número de los accesos efectuados por parte de usuarios de Internet a las obras objeto de este litigio a través de la página web por la cifra de un euro en caso de cada descarga y por la de 0,50 euros en los de la simple visualización”; y a “publicar en su página web el texto de la presente sentencia, que deberá figurar en la misma durante el plazo de un año”.
DESDE 2005 El conflicto se remonta aproximadamente al año 2005, dos años después del fallecimiento del escultor vasco. Según el despacho de abogados Ius+Aequitas, representantes de Pilar Oteiza, “la Fundación Museo Jorge Oteiza comenzó paulatinamente a realizar determinados actos de explotación de la obra del artista prescindiendo del consentimiento de la heredera universal Dª Pilar Oteiza”. En una nota de prensa, el despacho de abogados defiende que “en plena polémica y discusión sobre la titularidad de los derechos de autor, en el año 2011 la Fundación decidió, sin el conocimiento ni consentimiento de la heredera, digitalizar y poner a disposición del público a través de su sitio web una ingente cantidad de obras literarias del artista, incluso inéditas”.
En este sentido, fuentes próximas a Pilar Oteiza explicaron ayer a este periódico que en 2011, cuando estuvo a punto de cerrarse un acuerdo entre ambas partes, “la Fundación no quiso hacerlo y después abrió al público inéditos y juicios y comentarios personales de Jorge”. Las mismas fuentes, señalaron que “esta sentencia actual es plenamente jurídica y se basa en hechos, no en interpretaciones” y apuntaron que no quieren hacer “juicios de valor. “Estamos seguros que es un tema que sugerirá distintas opiniones y no queremos entrar ahí”, añadieron. Por su parte, desde la Fundación Museo Oteiza no quisieron hacer declaraciones todavía.La sentencia abre un interrogante sobre el destino final del catálogo razonado, que se realiza en colaboración con el servicio de Conservación y el Centro de Estudios del Museo Oteiza y bajo la autoría de Txomin Badiola. La obra se inició en noviembre de 2007 y, tras la sentencia, su gestación puede quedar en el aire.