lunes, 15 de junio de 2015

El Museo Oteiza muestra ‘Sistiaga. De la pintura gestual al arte en movimiento’










Esta exposición, comisariada por Jean Michel Bouhours en el Museo Oteiza, pretende dar cuenta del extenso trabajo experimental realizado por José Antonio Sistiaga (San Sebastián, 1932) en los campos de la pintura, el dibujo y el cine, desde finales de los años 50 del pasado siglo a la actualidad, en tres ámbitos: su obra pictórica sobre diversos soportes, sus proyectos pedagógicos, y sus películas pintadas.

El primer ámbito se centra en las series de pinturas negras realizadas en París entre 1958 y 1959, influenciadas por la abstracción lírica de autores como Henri Michaux, Hans Hartung y el arte informal. El recorrido continúa con dos obras gestuales, de gran formato, realizadas en los años 70, así como las series de dibujos pertenecientes a sus ‘Desnudos’ (1972) y a los ‘Desnudos Eróticos’ (1983-1988). Este espacio se completa con obras procedentes de dos series de óleos sobre cartón: ‘De la tierra’ (2010-2011) y ‘Velocidad, luz, color. Un solo gesto, tres resultados diferentes’ (2011-2015), que reflejan las grandes constantes de sus trabajos: la plasmación del movimiento, la luz, el color y el tiempo propio de la pintura.

El segundo ámbito, el menos conocido de su trayectoria, se centra en los proyectos pedagógicos del artista, que creó el primer taller de arte libre en 1963 basado en las metodologías alternativas de enseñanza, especialmente en relación con las teorías de Arno Stern y Célestin Freinet. Una película muestra los procesos de participación de sus propios hijos en estas prácticas pedagógicas y se mostrará la obra interactiva ‘Relieve de acción pública’, realizada en 1967, pieza permanentemente incompleta y que se construye cada vez con la intervención de un nuevo espectador. Este espacio incluye también las películas intervenidas por niños en los talleres experimentales desarrollados por el artista.

El último espacio hace referencia al trabajo en sus películas pintadas, que se inició en 1968 con la película ‘Ere erera baleibu izik subua aruaren…’, en el que el artista traslada el movimiento latente de su trazo al formato cinematográfico. La exposición incluye la proyección de ‘Paisaje inquietante. Nocturno. Homenaje al escultor Mendiburu’ (1990-1991) y ‘En un jardín imaginario. Homenaje al pintor Amable Arias’ (1991), así como tiras de películas intervenidas en 70 mm y 35 mm, y algunos fotogramas ampliados a gran formato.

La celebración de la muestra se completa con la edición de una monografía sobre el artista, elemento esencial de la renovación de los lenguajes artísticos de la segunda mitad del siglo XX y que formó parte del Grupo GAUR de la Escuela Vasca, publicación que incluye diversos análisis sobre su obra. Todo en la exposición ‘Sistiaga. De la pintura gestual al arte del movimiento’, en el Museo Oteiza, hasta el 1 de noviembre de 2015.