martes, 24 de mayo de 2016

"Tratados de paz", los conflictos y su solución desde "la potencia" del arte






San Sebastián 2016 concibió uno de sus proyectos centrales, "Tratado de Paz", como un espejo en el que reflejar sus valores, y decidió abordar la paz, la guerra y las múltiples formas de violencia "desde la potencia de las imágenes artísticas".
Tras estrenar hace tres años "1813. Asedio, incendio y reconstrucción de San Sebastián", se prepara ahora para el ambicioso segundo capítulo del proyecto, "Tratados de paz. 1516-2016", que reunirá 400 piezas de artistas contemporáneos y de genios como Goya, Rubens, Murillo y Picasso.
Obras de Pieter Brueguel el Joven, Adam Willaerts, Peeter Boel, Zurbarán, Ribera, Kokoschka, Léger, Richard Hamilton, Maruja Mallo, Marià Fortuny, Aurelio Arteta y Elena Asins, entre otros muchos, se podrán ver entre el 18 de junio y el 2 de octubre en el Museo San Telmo y el centro Koldo Mitxelena de San Sebastián.
Son sedes para una única exposición de doble recorrido, que propone una "revisión crítica" de cómo el arte ha representando durante cinco siglos los acuerdos de paz.
El artista Pedro García Romero es el comisario de la muestra, cuyo planteamiento es ver cómo se han reflejado desde el Derecho y el Arte los acuerdos de paz desde el siglo XVI, cuando se publicó la "Utopía" de Tomás Moro y realizó su obra Francisco de Vitoria y la escuela de Salamanca como fuente del Derecho Internacional de Gentes, del que nacieron las posibilidades políticas de terminar con los conflictos.
Donostia 2016 ha obtenido préstamos de 21 museos internacionales -el Louvre, el Rijksmuseum, el centro Pompidou, el Prado y el Reina Sofía, entre ellos- para montar estos "Tratados de Paz", que tendrán ramificaciones en distintos actos y conferencias en diferentes municipios, además de un programa de actividades didácticas.
Es el mismo esquema que la exposición dedicada al bicentenario del incendio y reconstrucción de San Sebastián, de forma que también se han organizado "casos de estudio", en este caso ocho, que se desarrollarán en otros espacios, como el dedicado a "Las Paces de Urtubia", que tendrá lugar en el Museo Oteiza de Alzuza (Navarra), y "1937. Sobre Gernika", que se organizará en el Bellas Artes de Bilbao.
El "relato" de la exposición central se ha articulado sobre 21 obras de 21 museos colaboradores. A este se han añadido pequeñas historiografías de 16 museos o exposiciones, denominadas "estancias", a las que se ha puesto "en diálogo" con el resto de piezas prestadas.
La Galería de los Espejos de Versalles es una de estas estancias, como escenario de grandes acontecimientos, entre ellos el tratado que en 1919 puso fin a la I Guerra Mundial.
La Exposición de Arte Internacional en Solidaridad con Palestina, inaugurada en Beirut en 1978, el Museo de la Paz de Hiroshima y el Memorial del Holocausto-Auschwitz-Bikernau State Museum son otras de las dieciséis "estancias" de "Tratados de Paz".
El director de DSS2016, Pablo Berástegui, ha informado hoy sobre esta exposición, presentada el pasado 12 de abril en el Museo del Prado, junto a Pedro García Romero; el diputado foral de Cultura; la concejala donostiarra de Cultura, Miren Azkarate; la directora de San Telmo Museoa, Susana Soto, y Javier Benito, representante de Telefónica, entidad que es patrocinadora especial del proyecto.
El comisario ha insistido en que, pese a contar con dos sedes, "la exposición es una".
"Si solo se va a San Telmo no se sabrá quién solucionó el problema y si solo se acude al Koldo Mitxelena no se sabrá cuál era el problema a solucionar", ha dicho García Romero.